Los ¨Bad Boys¨un estilo de vida
Los ¨Bad Boys¨un estilo de vida

Si observas la historia de la NBA no deja de ser admirable aquella época de los años 80 y 90. Por aquel tiempo emergieron franquicias legendarias con jugadores que por demás también marcarían época. Los Celtics de Bird, los Lakers de Magic y los Bulls de Jordan. Entre estas fabulosas franquicias se interpuso un elenco que supo hacerse de un hueco en la historia con un estilo peculiar, ellos eran los ¨Bad Boys¨.

El equipo de la ciudad de Detroit no tan solo fue capaz de escribir su nombre en la línea de tiempo que dominaban Celtics, Lakers y Bulls, sino que también marcaron lo que hasta día de hoy es un sello distintivo, un estilo de vida. El artífice de aquella obra maestra se llamaba Chuck Daly. Un entrenador con una versión novedosa por aquellos años que enfrascaba su virtud en el basket defensivo.

A pesar de que Detroit cedía en calidad ante los principales de aquellos años, los Bad Boys superaban en mentalidad a sus rivales. Un elenco que venía en formación desde 1984 y que intentaba forjar una plantilla de hombres donde no hubiera lugar al ego ni el individualismo. En aquellos equipos de los Pistons todos sabían que la autoridad era Daly y en la cancha todo el mundo tenía que aportar.

Una representación de los más icónicos Bad boys

Si bien el corazón y el talento de aquellos Pistons pasaban por las prodigiosas manos de Isaiah Tomas, el músculo llegaría con el tiempo. La llegada de Bill Laimber marcó el inicio del camino en la construcción de los ¨Bad Boys¨. El jugador más ¨sucio¨y provocador de la NBA había llegado a Detroit para quedarse. Cuando a él se le sumó Rick Mahorn, todos en la Liga concientizaron que había que entrar a un campo de batalla en la pintura. Aquellas dos moles físicas que sabían desestabilizarte física y mentalmente en la zona, fueron los verdaderos ejemplos del juego duro que caracterizó a los Pistons.

Con el pasar de los años los Detroits evolucionarían su juego hasta que los resultados llegaron. La adquisición de piezas claves como Dumars, Salley y Denis Rodman. Así que para el año 1987 ya estaban formalmente creados los ¨Bad Boys¨.

A partir del 87 en varias ocasiones Pistons acarició el título de la NBA, pero ello le era negado casi siempre por Lakers y Celtics, aunque por supuesto, siempre dejando en el camino a los Bulls. Hasta que al fin en la campaña del 89 y 90, Detroit se coronó campeón. En una primera instancia se vieron rotundamente sólidos dejando en el camino a los Bulls de Jordan y barriendo a Lakers en la final. Mientras que al año siguiente aplicaron las bien conocidas ¨Jordan Rules¨ que marcaron un antes y un después en la carrera del 23.

Aquella generación de los Pistons consagraba a una ciudad netamente obrera como Detroit, haciendo de su estilo de juego un sello de la ciudad y un himno de las calles. Aquel estilo si bien les trajo enemigos por todos los Estados Unidos les hizo por otro lado ser considerados héroes en la ciudad.

Con el pasar de los años y la consolidación de Jordan, la corta época dorada de Pistons cayó. Daly se mantuvo al frente de los muchachos hasta 1992, pero el proyecto ya no daba más. Muchos pesos pesados comenzaban a envejecer y los Bulls ya sobresalían como un equipo de leyenda. La hermosa y espectacular historia de los ¨Bad Boys¨ llegó a su fin y ahora tan solo es un recuerdo de cuando unos chicos malos hicieron temblar a toda la NBA.

Deje su comentario
Este Milan es un rodillo
Tiempo en: Habana
Últimos comentarios