Marcos Llorente resurge de sus cenizas madridistas
Marcos Llorente resurge de sus cenizas madridistas

Marcos Llorente ha vivido dos etapas tanto en el Madrid como en el Atlético. El internacional español fue querido por Solari (el técnico que apostó por él) y fulminado por Zidane. Algo similar le ocurre en el cuadro colchonero. Pese a que su fichaje ilusionó y mucho, Simeone se lo puso dificilísimo para tener minutos. De hecho, su primer partido completó en Liga llegó en febrero ante un Real Madrid que se llevó la victoria por la mínima (1-0).

La historia de Llorente es como un cuento de hadas. No hay que olvidarse que también estuvo en las inferiores del Madrid; algo que no gusta en la parroquia colchonera y eso propició que sus inicios fuesen complejos desde el principio. A eso se le suma que la rivalidad que tenía en el centro del campo era demoledora. Apenas va cosechando 15-25 minutos en sus primeras apariciones. Pero todo pasa por un punto de inflexión. El aficionado rojiblanco ya sabe de lo que hablo: Anfield. Sí, un partido de 10 para él con goles decisivos para tumbar al vigente campeón de Europa. Pero desde entonces esas cenizas se apagaron recordando a lo que le sucedió en el Madrid: del cielo, a la tierra. Tan sólo disputó dos partidos enteros de 90 minutos en la recta final (Mallorca y Leipzig).

Su segunda temporada tampoco la empezó como se esperaba: suplente ante el Granada (aunque marcó) y sustituido en el minuto 61 frente al Huesca. Pero como ya le pasase anteriormente también contó con un nuevo punto de inflexión: el encuentro ante el Betis sellada con 90 minutos y gol. Ese fue el preludio a su asociación con João Félix y Suárez. También continuó su racha goleadora frente al Salzburgo en Champions. Y esta no acabó aquí, marcó su cuarta diana frente al Cádiz en Liga.

El Madrid, aprendizaje pasado

La temporada 2016-17 la comenzaba en Vitoria con la misión de retornar cuanto antes a su casa. Dicho y hecho. En efecto, Llorente logra el objetivo con creces y el Madrid lo repesca. Pero Zidane no le termina de dar continuidad con 548 minutos a sus espaldas. Su segunda campaña tampoco empieza bien con Lopetegui donde disputa un encuentro. Ya con Solari su situación cambió radicalmente y asumió galones con seis titularidaes consecutivas y unas sensaciones impactantes. El adiós de Solari también fue el suyo... Este aprendizaje le ha servido para verse en situaciones similares en los clubes rivales de Madrid.

Fuente: As.com
Deje su comentario
Tiempo en: Habana
Últimos comentarios