Rays caen, pero el bate de Randy Arozarena se mantiene encendido
Rays caen, pero el bate de Randy Arozarena se mantiene encendido

El jardinero cubano de los Tampa Bay Rays, Randy Arozarena, es el bateador más caliente de Grandes Ligas en la actualidad. Punto y bolita.

Arozarena conectó un jonrón de dos carreras en la cuarta entrada contra el estelar abridor de los Houston Astros, Zack Greinke, en el cuarto choque de la Serie de Campeonato de la Liga Americana en el Petco Park de San Diego.

El batazo empató el juego 2-2 antes de que George Springer sacudiera un estacazo de dos vueltas en el quinto para que los agonizantes Astros recuperaran la ventaja y terminaran por vencer 4-3 a los Rays para evitar la barrida.

El batazo de Arozarena fue el único daño que permitió Greinke (6 entradas, 2 carreras limpias y 7 ponches) a los Rays, que de todas maneras cerraron el encuentro con el empate en tercera base en la novena entrada.

El intermedista venezolano José Altuve también bateó jonrón por Houston y se combinó con Springer para terminar de 8-5 con dos cuadrangulares cada uno.

En la Postemporada, Arozarena batea de .442 (43-19) con cinco jonrones, tres dobles, siete carreras impulsadas y 12 anotadas. Mientras el cubano batea para .438 (16-7) en los primeros cuatro encuentros de la final del Joven Circuito, el resto de los bateadores de Tampa Bay lo hace para .166 (78-13).

Arozarena se unió a Evan Longoria (6) y Kyle Schwarber (5) como los únicos novatos con al menos cinco cuadrangulares en una Postemporada. Su total de hits es un récord para la franquicia de Tampa Bay que aparece en Postemporada por sexta ocasión en 23 años de existencia, pero el gran momento ofensivo de Arozarena no se limita a los Playoffs.

Desde el 1 de septiembre, el isleño suma 12 cuadrangulares y está empatado con Adam Duvall, de los Atlanta Braves, en el liderato de las Grandes Ligas. Una lesión sacó a Duvall del roster de Atlanta después del primer juego de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional contra Los Angeles Dodgers.

Arozarena, de 25 años, fue adquirido por Tampa Bay junto con el venezolano José Martínez desde los St. Louis Cardinals, que recibieron a los prospectos Matthew Liberatore (lanzador) y Edgardo Rodriguez (receptor venezolano) el pasado 9 de enero.

Cuando se anunció el movimiento, la opinión pública vio a Martínez como la ficha principal que recibió Tampa Bay, que, sin embargo, demostró lo claro que estaba en el movimiento al rebotar a Martínez a los Chicago Cubs en la fecha límite de cambios de agosto.

Arozarena, quien había sido firmado por los Cardinals como agente libre internacional en agosto de 2016, bateó bien en tres temporadas en ligas menores, que incluyeron una monstruosa actuación en Triple A en 2019, cuando tuvo promedio de .358 con 12 jonrones, 18 dobles y nueve robos en 64 partidos. En 23 apariciones en el plato con St. Louis, bateó para .300 con un OBP de .391.

Debido al coronavirus y al poco espacio en el roster de los Rays, Arozarena fue llamado desde el lugar alterno de entrenamientos hasta el 25 de agosto y desde entonces, no ha parado de producir. Bateó para .281 con siete jonrones y 11 carreras remolcadas en 23 juegos en la serie regular, antes de quemar a los lanzadores de los Toronto Blue Jays, New York Yankees y Houston en Playoffs.

El bat del nativo de Pinar del Río es una de las principales razones para que Tampa Bay se encuentre a un triunfo de avanzar a su segunda Serie Mundial y primera desde 2008, algo que los Rays podrían lograr el jueves, cuando se jugué el quinto encuentro de la final del Joven Circuito.

Fuente: ESPNDeportes
Deje su comentario
Este Milan es un rodillo
Tiempo en: Habana
Últimos comentarios